jueves, 11 de mayo de 2017

EN LA INTIMIDAD DE LA FAMILIA…Receta de mazamorra

Este mayo como muchos otros del pasado ha sido especial, cumplen en él mi hermana Carmen y mi Tía Flora. Una de las imágenes que para mí es imborrable por la felicidad que representa, es la de mi tía frente a una taza con mazamorra.

En estos días de difícil devenir en mi Venezuela bonita, pocas son las cosas que te sacan del letargo “raro” en el que te sumerge la vorágine de noticias duras del día a día, pero cuando llegas al refugio de tus recuerdos gratos, te das cuenta de que es ahí, en ese sitio calladito, donde puedes recargar batería para seguir llenando de luz al entorno que te rodea.

Cecilia Lleras, amiga de la vida, felicitó a mi tía por una de sus redes sociales, y cuando detallo el título de las imágenes, este dice: “Celebrando en la intimidad”. Acto seguido, mi mente se trasladó a las risueñas tertulias de mi familia algunos años atrás.


Cuando se tienen familias numerosas, el concepto de “en la intimidad de la familia” toma otra dimensión. Corrían los 80 o los 90 y había un evento social importante en el seno familiar de una de las primas queridas de mi papá, Gladys. 

Llegó a la casa un día cualquiera de esos que pasaba con destino a Mantecal para avisarles a mis padres de la realización del evento. Dentro de la conversación, uno de mis padres preguntó algo alusivo a la cantidad de invitados, a lo que Gladys contestó de manera natural:

Mi prima Gladys
-No Pedro Lavado, va a ser algo sencillo; en la intimidad de la familia, como 300 personas.

Recuerdo clarito la carcajada cantarina de mi amadísima mamá.

Si bien es cierto que parecía grande el número, el análisis posterior de los invitados demostró que efectivamente participó la intimidad de la familia, de dos familias quienes ambas eran numerosas. Solamente por el lado de la novia.

Las siempre hermosas muchacha!

Hoy día, la familia de mi tía es “íntimamente numerosa” y por bendición de Dios, los tiene a todos cerquita, a la distancia de un abrazo. Mi hermana Carmen este año tiene entre sus brazos el regalo de cumpleaños más lindo que pueda tener; una hermosa beba venida de las estrellas para ponerle luz a su cielo. Su nueva familia está en formación, pero aún pertenece a este núcleo numeroso de donde todos salimos y que nos cobija cada día.

En honor a esos hermosos recuerdos y a las chucherías de mi tierra con las que crecieron mis padres, mis tíos, mis primos y yo, comparto con Ustedes la rica receta de la mazamorra. Buen provecho y mi mejor deseo de que donde estén, disfruten la mesa con sus afectos!

RECETA DE MAZAMORRA


Versión de la receta de Cristina Ibarra de Brito
Receta e imágenes tomadas de http://cocinayrecetas.hola.com

Ingredientes
·         1 kg de jojoto desgranado (elotes, maíz tierno)
·         1 litro de agua
·         ½ litro de leche
·         1 taza y ¼ de azúcar
·         1 trozo de canela en rama (cerca de una pulgada)
·         1 pizca de sal
Preparación
1.  Licuar por partes el jojoto ayudándose con el agua.
2. Colar el líquido resultante y colocar en una olla profunda y de amplio diámetro.
3. Encender el fuego e incorporar la canela.
4. Mezclar la leche con el azúcar y la sal; y añadir a la preparación previamente llevada al fuego, cuando esta empiece a hervir.
5. Remover constantemente por unos 15 minutos, mientras espesa.
6. Servir caliente o a temperatura ambiente.


3 comentarios:

  1. hermosas palabras que sacan lagrimas y bellos recuerdos las quiero mil mis hermanas bellas..... Isabel Cecilia y Carmen Alicia, se que pronto estaremos juntas celebrando lo que venga.....

    ResponderEliminar
  2. Qué lindo escrito prima. Un respirito que me sacó una sonrisa en éstos días complejos y tristes... Un abrazo desde la intimidad de la familai ����

    ResponderEliminar