domingo, 19 de febrero de 2017

EL QUE SE PICA ES PORQUE AJÍ COME…Receta de ajicero de leche

Dice el refrán popular: “el que se pica es porque ají come”, pero es que en mi tierra el que no come ají con una buena parrilla o cualquiera de nuestras ricas sopas o guisos, no sabe de lo que se pierde. Hoy comparto contigo uno de mis más grandes amores, el ajicero de leche.

Cada fin de semana en Venezuela, fecha patria o puente improvisado, los venezolanos se reúnen en tono a la parrillera de la casa para degustar de magníficos asados. Desde mi más tierna infancia hasta la actualidad no recuerdo parrillas, sopas ni sancochos que no tuviesen como complemento en la mesa un exquisito y gustoso Ajicero.



De éstos hay tantas preparaciones como relieves hay en nuestra geografía. Otto los prepara con agua de pasta, Lisandro trae ají trujillano, Morillo lo prepara con leche de vaca, y al final, todos compiten por saber cuál es más sabroso o cual es más picante.







Recuerdo que mi mamá permitió que creciera una planta de ají chirel que los pajaritos del jardín “sembraron” junto al malabar del frente de la ventana del corredor. En una visita de mi primito Marcos a la casa, estaba la mata en plena producción, y no se le ocurrió una mejor idea que morder uno de los picantes frutos de color rojo. Al ver al muchachito brincando de lo picante, yo no sabía si correr a ayudarlo o morirme de la risa porque así se aquietaba un rato. Lo cierto del caso es que se echó su buena picada y nosotros nuestro buen regaño por reírnos. 


En honor a la celebración de la vida en familia y a los miles de ajiceros que puedes encontrar en las mesas venezolanas, hoy comparto contigo esta sencilla receta que realzará el sabor de tus comidas. Buen provecho!

AJICERO DE LECHE
Receta tomada de: Guía Práctica Cocina a la Venezolana. El Naciona


Ingredientes:

(Para 2 litros)

150 gramos de ají picante

150 gramos de ají dulce

1 ½ litros de leche

Sal al gusto

6 dientes de ajo machacados

1 cebolla blanca pequeña cortada en ruedas

1 cebolla morada pequeña cortada en ruedas

1 ramita de cilantro entera

5 granos enteros de pimienta negra


Preparación:

Con un cuchillo afilado, se corta la base del tallo de todos los ajíes picantes y dulces, se abren por la mitad y se quitan las venas y las semillas. Se separan en dos grupos: una parte se pica en cuadros y el resto se deja por la mitad.

En una olla, se calienta la leche a fuego medio y se deja hervir por los bordes durante 2 minutos. Se retira del fuego y se deja entibiar unos 5 minutos.

Se introducen en una licuadora los ajíes picados por la mitad y se agrega una taza de leche hervida. Se licúa todo por 1 minuto y se vierte la mezcla en la olla donde reposa el resto de la leche.

Se añaden los ajíes en cuadro y la sal, y  a fuego medio se hierve durante 3 minutos. Se retira del fuego y se deja reposar por unos 10 minutos, o hasta que esté a temperatura ambiente.

Ya enfriada la mezcla, se coloca en un envase de vidrio o de barro (no metálico) y se agregan el ajo, la cebolla, el cilantro y la pimienta.

Se cierra el frasco y se refrigera.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario