domingo, 24 de julio de 2016

NOCHE DE AMOR EN LOS ESTEROS DE CAMAGUAN...Receta Quesadillas

Para esta tierra mágica que es Venezuela, cada asueto es una bendición. Las familias salen, se reúnen, se multiplican y se reencuentran con su esencia, con sus raíces. Descubren nuevos rumbos y sacian sus anhelos de aventura. Una de esas aventuras me recuerda las Quesadillas de Corozopando.

En mi familia tenemos la bendición de contar entre nosotros, con un rincón bien amado del llano guariqueño que lleva por nombre “Medanito”. Muchas de las horas más felices de mi niñez, adolescencia y juventud los he pasado ahí. Aun cuando hoy día vamos y muchas veces es menos lo que dormimos que lo que sí, uno se recarga de la buena energía que emana de los esteros, del llano infinito, del sol radiante de cada día y de los aguaceros que caen repentinos y de inmediato se van.


miércoles, 20 de julio de 2016

PANELITA VIENE Y VA…Receta de Panelitas de San Joaquín



Esta tarde de merienda, provocó algo así como los ricos bizcochuelos que en mi país son conocidos como Panelitas de San Joaquín.

Al ir del llano a la capital y pasar por la Autopista Regional del Centro, a la altura de los peajes, se consiguen muchos vendedores de estos ricos biscochos crujientes que hacen la delicia de los viajes largos para grandes y pequeños. Durante toda mi vida han estado ahí, como recordando a todo el que pasa que lo bueno se sostiene en el tiempo, y lo que se hace con cariño conserva la fidelidad de quien lo prueba.  

Panelas de San Joaquín
Imagen tomada de www.elnorte.com.ve


Paneleras
Imagen tomada de historiadevalenciaysusforjadores.blogspot.com

martes, 19 de julio de 2016

Picante, ácido y agridulce tiempo de nuevos sabores…Roast beef



Hoy el sabor fue nacido del recuerdo, hoy la música me hizo viajar en el tiempo y trajo a mi paladar sabores de mi juventud,  hoy cociné un Roast beef a mi estilo!

Después de haber estrenado los tacones en el Teresa Carreño, quedó formalmente inaugurada la época de juventud, de fiestas con primas y primos, de acompañar a mis mayores a otro tipo de eventos porque ya estaba “grandecita”.

Ya los canapés de las fiestas no eran sólo caramelos y confites, se fueron incorporando a mis nuevos “sabores amigos” los ácidos, los picantes y los agridulces. Podía encontrarme super a gusto con un tequeño o con un entremés de roast beef.