lunes, 1 de febrero de 2016

Y SE SUBIO LA GATA A LA BATEA…Pato frío un coctel de alcurnia


En toda familia hay diversos tipos de personalidades, las reservadas, las chispeantes, las ocurrentes, las hiperquineticas…esas, dentro esas últimas entra una muchachita a la que mi mamá llamaba la “gata loca”, por aquella gatica romántica, traviesa y que le brillaban los ojitos cuando correteaba por todos lados al ratón Ignacio, ooops se me cayó la cédula.

Imagen tomada de http://elblogdeyuri2.blogspot.com/
Ella una de mis primas menores, se caracterizó siempre por el brillo de sus ojos y lo fresca de su sonrisa. Mientras crecía correteaba por todos lados. Amaba el campo y lo disfrutaba a más no poder. Pasado el tiempo, trajo amigos a la casa y alegrías a sus padres. Por donde pasaba y por donde pasa casi suenan castañuelas! 


Cuentan que una noche, después de una de esas parrandas buenas en las que la noche empata con el día, la batea de la casa se le pareció a la cama y allí la levantó el cantar de los gallos. Que sabroso!!! lo que se disfruta de la juventud pasa a ser el mejor tesoro que se aprecia en la vejez. Si algo puedo estar segura es que los nietos de mi muchachita, van a disfrutar de sus historias y peripecias. 

En honor a ella que hoy cumple muchos años desde que nació, pero muy pocos para todos los que ha de vivir, comparto con ustedes un delicioso coctel “Pato frío, un coctel de alcurnia” para Lady di, con todo y su reseña que bien vale leer.


CÓCTEL PATO FRIO
Receta  e imagenes tomadas de: http://clubamantesdelvino.com



De color rosado intenso, de sabor dulce burbujeante, éste cóctel hay que tomarlo con prudencia, porque se sube muy rápido a la cabeza.

Lo más romántico para una velada en pareja, lo más alegre para una celebración de fin de año. Es muy refrescante, y comerse las fresas una delicia, pero cuidado, se dice que las fresas absorben mucho alcohol, lo que hace que comerlas aumente el efecto de este en nosotros.

La receta, es muy sencilla:

  2 Botellas de espumante Brut.

1 Botella de vino blanco seco.
   
   2 medidas de Cognac o Brandy.

500 gr de fresas congeladas

Enfríe el vino y los espumantes a unos 2 o 3 grados, en un recipiente de vidrio grande, para preparar ponche (Bowl), coloque las fresas, agregue el Cognac o Brandy, vierta el vino, y por último vierta los espumantes, dejándolos correr lentamente por una orilla del recipiente para que no pierda todo el gas.

Sirva en copas de Champagne bajas y de boca grande, sirviendo una fresa en la copa junto con el líquido. Alcanza para 6 a 8 personas. Para consumirse una vez se prepara, y así evitar que se escape todo el gas de los espumantes. Salud!!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario