domingo, 30 de octubre de 2016

QUÍTENLE ESO A ESA MUCHACHA!…receta de sardinas a la vinagreta



La cocina de mi país siempre fue tan pintoresca como las mezclas de quienes esta tierra habitan. Nuestros platos no solo fueron ricos sino nutritivos, las sardinas a la vinagreta son un ejemplo.

Las madres de todo el mundo quieren ofrecer a sus hijos alimentos sabrosos y que al mismo tiempo les sustenten adecuadamente y en mi caso no fue la excepción. Mi mamá siempre veló por darnos variedad aún en tiempos de restricción, y se ocupó de considerar los gustos de cada una de nosotras para que comiéramos con gusto.

Siempre fui amante de los sabores ácidos, las preparaciones a la vinagreta eran mis favoritas. Cada vez que había algo de ese tipo, las visitas a la nevera eran más frecuentes de lo normal, al punto que se convertía en asunto de importancia  la regulación para el consumo de estos alimentos.

A la primera visita no había problema, pero cuando coincidía por segunda o tercera vez en la nevera con alguien más de la familia, solo se escuchaba:

_Quítenle eso a esa muchacha, que no va a quedar para los demás!

Podía tratarse de pepitonas, encurtidos, aceitunas, berenjenas, pimentones o las célebres, humildes pero nobles y exquisitas sardinas; la compañía perfecta para mi rodaja de pan campesino de la tarde, mi galleta de soda o mi arepa. Y finalizado el pan…Oops, si no me quitaban el frasco, me las comía todas…

domingo, 23 de octubre de 2016

JUAN PELAO PASALO PA´L OTRO LA’O…Receta de ratatouille


El recuerdo de la simplicidad del campo y la calidez de la familia me llevan a compartir contigo mi más cercano compañero de caminos: el Ratatouille.

Mis vacaciones se iniciaban siempre viajando de mi casa a la que fuera la casa de mis abuelos en San Fernando, pero de allí siempre salía la continuación del viaje a mi natal Caracas. Cada uno de esos viajes podía ser una historia en sí mismo, bien por la forma en que se daba o por las personas y las vivencias que acompañaban el traslado.

Una de esas ocasiones, mis Tíos Jesús y Marina que habían estado de visita en el sus respectivas casas maternas, iban de retorno a la Sultana del Ávila y yo, siempre presta a las invitaciones, acepté ir con ellos definitivamente encantada.

En esa oportunidad iríamos en una camioneta grande con cabina, en la que estábamos en la parte de atrás mi Tía, mis primos Froilán e Yba y alguna otra persona joven que en este momento se escapa a mi memoria.



domingo, 16 de octubre de 2016

LA TUMBÓ EL SOMBRERO DE NAPOLEÓN…Receta de Raviolis matriciana

La buena comida y la grata compañía han sido el lugar común de muchas familias de la tierra desde que tengo memoria, y a esto no escapa la mía. Los raviolis o raviole han sido mi más grato recuerdo el día de hoy.

Una tarde de esas domingueras, en las que las damas son obsequiadas por sus esposos por una rica comida en un lindo lugar, mi Tío Nelson nos llevó a comer a todos en El Fornaretto, delicias italianas a la vista, rico!




Era costumbre tomar nuestros asientos  y ordenar una deliciosa jarra de sangría…mmMMmm, lo siento, no sé cómo escribir tanta ricura.

domingo, 24 de julio de 2016

NOCHE DE AMOR EN LOS ESTEROS DE CAMAGUAN...Receta Quesadillas

Para esta tierra mágica que es Venezuela, cada asueto es una bendición. Las familias salen, se reúnen, se multiplican y se reencuentran con su esencia, con sus raíces. Descubren nuevos rumbos y sacian sus anhelos de aventura. Una de esas aventuras me recuerda las Quesadillas de Corozopando.

En mi familia tenemos la bendición de contar entre nosotros, con un rincón bien amado del llano guariqueño que lleva por nombre “Medanito”. Muchas de las horas más felices de mi niñez, adolescencia y juventud los he pasado ahí. Aun cuando hoy día vamos y muchas veces es menos lo que dormimos que lo que sí, uno se recarga de la buena energía que emana de los esteros, del llano infinito, del sol radiante de cada día y de los aguaceros que caen repentinos y de inmediato se van.


miércoles, 20 de julio de 2016

PANELITA VIENE Y VA…Receta de Panelitas de San Joaquín



Esta tarde de merienda, provocó algo así como los ricos bizcochuelos que en mi país son conocidos como Panelitas de San Joaquín.

Al ir del llano a la capital y pasar por la Autopista Regional del Centro, a la altura de los peajes, se consiguen muchos vendedores de estos ricos biscochos crujientes que hacen la delicia de los viajes largos para grandes y pequeños. Durante toda mi vida han estado ahí, como recordando a todo el que pasa que lo bueno se sostiene en el tiempo, y lo que se hace con cariño conserva la fidelidad de quien lo prueba.  

Panelas de San Joaquín
Imagen tomada de www.elnorte.com.ve


Paneleras
Imagen tomada de historiadevalenciaysusforjadores.blogspot.com

martes, 19 de julio de 2016

Picante, ácido y agridulce tiempo de nuevos sabores…Roast beef



Hoy el sabor fue nacido del recuerdo, hoy la música me hizo viajar en el tiempo y trajo a mi paladar sabores de mi juventud,  hoy cociné un Roast beef a mi estilo!

Después de haber estrenado los tacones en el Teresa Carreño, quedó formalmente inaugurada la época de juventud, de fiestas con primas y primos, de acompañar a mis mayores a otro tipo de eventos porque ya estaba “grandecita”.

Ya los canapés de las fiestas no eran sólo caramelos y confites, se fueron incorporando a mis nuevos “sabores amigos” los ácidos, los picantes y los agridulces. Podía encontrarme super a gusto con un tequeño o con un entremés de roast beef.

lunes, 16 de mayo de 2016

EN EL HERMOSOS CARIBE SE COME…Pescado en escabeche

Uno de esos agostos maravillosos mi querida Tía Cecilia nos llevó a Jose, Susanita y a mí para la maravillosa Isla de Coche. Era el acontecimiento!
Comprar traje de baño, arreglar las cosas de playa…uf suficiente para no dormir. El viaje de Caracas a Margarita toda una novedad. Llegar y poder comprar yo misma el “Toblerone” que tanto me gustaba no tenía precio.
Aeropuerto Santiago Mariño Nueva Esparta
 Imagen tomada de: pasacasa.com
No sé si es que a la orilla del mar la luz es diferente, o que su aire dinámico lleno de sol y sabor ilumina de manera más brillante todo el paisaje. Era mi primera visita ya grandecita a Margarita, todo me parecía hermosamente tropical.

martes, 3 de mayo de 2016

LLEGARON LOS TACONES Y LOS ESTRENAMOS EN EL TERESA…Apfelstrudel o Strudel de manzana


Nuevamente de vacaciones, en un agosto maravilloso llegaron los primeros tacones. Uf! caminamos como mil kilómetros por el centro de Caracas para conseguir los ideales; “no muy altos porque todavía no tienes 15 pero tampoco tan bajos porque debes ir elegante”.


Era el aniversario de una institución muy importante en el país y solían celebrarlo por todo lo alto con gran gala en el hermoso teatro Teresa Carreño; ese que lleva el nombre de la talentosa pianista, cantante y compositora con quien compartimos gentilicio.

lunes, 2 de mayo de 2016

MI PRIMERA PIZZA…Pizza de anchoas


Imagen tomada de www.demoslavueltaladia.com

Mis primeros pasos en la cocina se dieron producto de una de esas interminables tardes de agosto, donde el tiempo sobra y el hambre apremia durante las vacaciones escolares.

Era una Venezuela distinta, podía salir a la calle todo el día y aún a las cuatro de la tarde quedaba energía para seguir inventando. Jugar daba hambre, muuucha hambre. Ya no eran suficiente las galletas, el pan y los cereales. En mi mente se despertaba el grillito de “yo puedo hacer algo más sabroso”. Es ahí donde dicen los entendidos que van saliendo los ancestros. Tenía entre ceja y ceja el firme propósito de hacer mi propia pizza!

lunes, 1 de febrero de 2016

Y SE SUBIO LA GATA A LA BATEA…Pato frío un coctel de alcurnia


En toda familia hay diversos tipos de personalidades, las reservadas, las chispeantes, las ocurrentes, las hiperquineticas…esas, dentro esas últimas entra una muchachita a la que mi mamá llamaba la “gata loca”, por aquella gatica romántica, traviesa y que le brillaban los ojitos cuando correteaba por todos lados al ratón Ignacio, ooops se me cayó la cédula.

Imagen tomada de http://elblogdeyuri2.blogspot.com/
Ella una de mis primas menores, se caracterizó siempre por el brillo de sus ojos y lo fresca de su sonrisa. Mientras crecía correteaba por todos lados. Amaba el campo y lo disfrutaba a más no poder. Pasado el tiempo, trajo amigos a la casa y alegrías a sus padres. Por donde pasaba y por donde pasa casi suenan castañuelas! 

sábado, 9 de enero de 2016

CAFÉ CON LECHE CON OLOR A FAMILIA…Sofrito de chorizo para acompañar arepas.

Una de las imágenes que nunca podré olvidar, es la habitación de mi prima entre penumbras en la madrugada de cualquier días en cualquier agosto, oyendo los carros transitar a lo lejos por la autopista y los sonidos propios de quien se levanta temprano a organizar su casa para que antes del trabajo en la calle, todo quedase en su santo lugar.



Cuatro de la mañana y el sonido típico de lavandería, el agradable olor a bebé del detergente usado para ello, y mi mente echando a volar con sueños infinitos. De pronto, como quien envía un cable a tierra,

domingo, 3 de enero de 2016

PARÁTE ÁaaHI…Vuelve a la vida

Cuando se vive en el interior y se tiene tíos viajeros se vive en la gloria porque sabes que cuando es tiempo de vacaciones, con cualquiera puedes salir a disfrutar de la geografía nacional. 

Mi familia en particular se radicó en el centro de Venezuela, y para mí eso siempre significó una bendición. Cuando había cualquier temporada de vacaciones, que con un clima tropical como el nuestro abunda, lo difícil es decidir qué clima quiere disfrutar: calorcito de costa y llano o frío rico de montaña. Aunque habito muy cerca del frío, siempre he preferido el viento salado y el calor de la costa.

En muchas ocasiones viajábamos mi hermana y yo con mis tías y mis primos mayores a Boca de Uchire Estado Anzoátegui. Eran viajes maravillosos acompañados de la letra de Yordano con "Manantial de Corazón" y "No queda nada". Que tiempos!!! 

Después de limpiar la casa y ordenar las cosas, solo quedaba ponerse el traje de baño y disfrutar. La playa quedaba como a cuadra y media de la casa, y para ese tiempo era una distancia normal para jugar sin problemas.

A ORILLAS DEL MATIYURE…Pavón horneado

Y después de las fiestas decembrinas siempre venía un carnaval cerquita. En una de esas correrías por los llanos de mi tierra recuerdo mucho un paseo a “La Peñera”, el fundo de la familia de Amantina, parentela de nuestra casa.

Salimos de San Fernando vía Guasimal con la mejor intención de seguir la parranda interrumpida por los días de enero, y cuando llegamos al pueblo había que pasar el río por  una zona que en verano era de poca profundidad, pero no sabíamos exactamente su ubicación.

Rio Matiyure. Guasimal Estado Apure
Estando en pleno dilema apareció de baquiano un señor que llamaban “el mocho” Rosales. Una característica típica del llanero, que algunas veces resulta ser muy dura como decía mi mamá, es asignarles sobrenombres o apodos a las personas por alguna característica física preponderante; en nuestro caso, el señor Rosales tenía un brazo más corto que el otro.