domingo, 1 de noviembre de 2015

ELLA ES LA FLOR...LA BLANCURA...BELLEZA... LA NIEVE DEL ALMA…Suspiros


Cuando se es niño, cada evento escolar es EL EVENTO para los padres, los maestros y para cada uno de los alumnos quienes quieren mostrar al mundo los talentos desarrollado en el cole.



Para las maestras es un momento estresante, emocionante y gratificante, obsequiar a los padres y comunidad en general los avances de sus niños; si, sus niños, porque de una forma u otra se convierten en madres complementarias, esas que cuidan el detalle que a la biológica se le pasó. Esas que observan más allá de las simples rabietas, porque detrás de ellas puede esconderse un dolor, un sufrimiento o simplemente manipulación.

Mis hermanas y yo contamos con maestras excepcionales, que aún hoy siguen enseñando de oficio o sencillamente con su ejemplo como ciudadanas ejemplares. Donde quiera que esté una de ellas, quiero que sepan desde mi corazón que las amo, y que grandes cosas he logrado gracias a su esfuerzo, buenos consejos y dedicación.