martes, 8 de septiembre de 2015

LOS DISEÑOS DE TERESITA…Jugo de parchita


Los nexos con Colombia y su gente son estrechos y de larga data, especialmente en los estados fronterizos o aquellos más cercanos a la frontera. Nuestros primeros vecinos en la ciudad, fue una familia colombiana a la que quisimos mucho.

De los colombianos hemos aprendido del ingenio de sus manos y de la inventiva de la que tuvieron que hacer gala para sortear los años difíciles de su país. Hoy, parte de ese ingenio puede ayudarnos a aprovechar al máximo los recursos disponibles en nuestros hogares a la hora de alimentar a la familia.

En las tardes, después de salir del preescolar, cuando mi vecina Teresita tenía tiempo, me invitaba a su casa para mostrarme los trajes que ella misma le confeccionaba a sus muñecas. Esta destreza la había adquirido de su madre, quien era modista consumada. 


Imagen tomada de https://www.pinterest.com


Yo disfrutaba muchísimo ver como Teresita lograba convertir retazos de tela del piso, en geniales fantasías que adornaban a sus muñecas y que en algunos casos beneficiaban a las mías.


Al visitar su casa, doña Teresa, la abuela de tere, me invitaba un jugo de parchita. Era un jugo bien rico y espesito, porque ellas lo hacían con la concha cocinada, pero tenía el mismo olor delicioso de la hora del receso de mi preescolar.

Cabe destacar, que uno de los olores más gratos de mi infancia, era el de empanadas con jugo de parchita de la cantina de mi colegio, y aunque hoy día no comería con frecuencia esa mezcla, cada vez que entro a un colegio de mi país y percibo ese aroma en el ambiente, me siento una alumna más esperando mi turno para comer.

Pero volviendo a la casa de las teresas, cuando disfrutaba de ese jugo, se me olvidaba las bromas de la abuela con la “candela del cielo” y “la pelea de diablo y la diabla” que les comenté anteriormente, y terminábamos riendo de cualquier broma que hacía al llegar, el esposo de Adelisa la mamá de Teresita, que desde ese tiempo mis hermanas y yo apodamos (no sé por qué) “me pica y me rasca”.

Si recuerdo que una vez pregunté  la razón por la que el jugo de parchita era diferente, y ellas me contaron que se hacía con concha hervida para aprovechar todos los nutrientes de la fruta. Esa misma explicación me la han seguido dando a lo largo de los años, colombianas hermosas que he conocido en el transcurso de mi vida.  

Jugo de parchita
(maracuyá, pasionaria, passion fruit)
Receta tomada de http://cocinayvino.net/






Quienes están familiarizados con la parchita, maracuyá o passion fruit, sabrán que su jugo es uno de los más deliciosos, en especial si viene de la fruta fresca; pero quienes no saben trabajar con esta fruta, podrán encontrar complicado utilizarla debido a sus numerosas y amargas semillas.

También es bueno saber que no todas las parchitas son igual de ácidas, en algunos casos, incluso valdrá la pena dar un toque de jugo de limón, mientras que en otros, más agua y azúcar harán falta. Es bueno probar la parchita antes de hacer el jugo, para estar seguros de su intensidad de sabor.

Para empezar, las parchitas deben estar bien maduras ya que de no estarlo, su acidez llega a ser desagradable (la superficie de la fruta puede estar arrugada, eso es normal).
Ahora, corta las frutas por la mitad y con la ayuda de una cuchara, vierte la pulpa con todo y semillas en una licuadora. Licúa sin añadir otros ingredientes durante aproximadamente 30 segundos a velocidad suave; la mayor parte de la pulpa se separará de las semillas pero estas no se destruirán por completo y será fácil de colar.

Luego, mezcla tres partes de agua fría por cada parte de pulpa licuada, ayudado por una cuchara (no en la licuadora). Cuela la mezcla y descarta los restos de las semillas.

Agrega azúcar al gusto, y rectifica la cantidad de agua si te parece que está muy concentrado.

Ya está listo para beber; pero si decides guardarlo, bate un poco nuevamente justo antes de servir.

Tip: puedes mezclar este jugo con otros como fresa, anranja o mango para crear ricos ponches frutales.  


Jugo de concha de parchita
Receta tomada de http://www.taringa.net/
Fuente: Jugo de Concha




Ingredientes:

•        1 kilo de parchitas

•        ¾ kilo de azúcar.


Preparación:

Se pican las frutas por la mitad y se les extrae la pulpa, la cual se coloca en un envase.

Las conchas de las parchitas se congelan por cuatro días.Pasado este tiempo, se colocan en una olla con agua caliente para que se desprenda la piel de las conchas.

Aparte se hierven cinco tazas de agua con azúcar, y se sancochan las cáscaras hasta que están bien blandas.

Al ablandarse se procede a licuar las conchas con una taza de jugo de parchita elaborado con la pulpa que se había guardado en el momento de picar las frutas.

El jugo se sirve en vasos con bastante hielo picado.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario